El Pato firme; Célida, la sorpresa; el PAN se cae

A confesión de parte, relevo de pruebas. El miércoles pasado, la candidata del PAN a la alcaldía de Hermosillo, Myrna Rea admitió frente a un nutrido grupo de colegas su posición de arranque, en el segundo lugar, detrás de “El Pato” de Lucas, candidato del PRI.

Ayer precisó en un programa que se transmite por internet, que la diferencia entre ambos es de 18 puntos, lo cual debió parar los pelos en su equipo de campaña pues un escenario de arranque con esa ventaja prácticamente la saca de la contienda, frente a la dificultad de remontarlo, especialmente si se considera la desarticulación del partido que la postula, el PAN, al que no le alcanzan los dedos para tapar los hoyos en una embarcación que hace agua por todos lados.

Claro, nadie debería subestimar la capacidad del PAN en Hermosillo, donde a lo largo de muchos años ha construido una estructura respetable y sabe ganar elecciones, aunque las condiciones hoy son totalmente atípicas.

El dato de un panismo en decadencia y Morena en crecimiento es importante, porque quizás estemos frente al rompimiento de una tendencia histórica en la capital del estado, donde la alternancia siempre ha sido de dos: PRI y PAN, dejando a la oposición de izquierda en condiciones de participación francamente marginal, testimonial.

Por un lado, el PRI lleva como candidato al único que conquistó una curul en 2009, aquella elección donde el PAN se llevó el carro completo, excepto por el distrito 03 federal, que ganó el Pato de Lucas a partir de una campaña muy creativa y de mucho contacto ciudadano.

Por el otro, el PAN, que históricamente había sido la fuerza más importante (desde 1997 había gobernado Hermosillo casi ininterrumpidamente hasta 2015, sólo con la excepción del trienio 2006-2009 que ganó Ernesto Gándara por el PRI) lleva una candidata sin experiencia en lides electorales. Muy franca, eso sí, pero políticamente incorrecta. Admitir que sus propios estudios la ubican a 18 puntos del principal competidor fue como darse un balazo en el pie que la mantendrá renqueando durante toda la campaña.

Pero si eso no bastara, hay que estar muy pendientes del desarrollo de la candidatura de Célida López Cárdenas, que ayer se registró como abanderada del frente “Juntos haremos historia” integrado por Morena-PT-PES.

Montada en la ola Peje, la ex panista está haciendo buenos los pronósticos de abrirle un boquete a su ex partido, pero además está cosechando el llamado voto antisistema, remontando rápidamente en las encuestas y metiéndose en serio en la pelea, algo que hasta hace poco parecía imposible en Hermosillo para alguien postulado desde la izquierda.

En 2015, el PRD obtuvo 3 mil 654 votos y Morena 5 mil 849. Cifras risibles en una contienda que ganó el Maloro con alrededor de 150 mil sufragios.

Pero si la candidata del PAN está a18 puntos detrás del puntero, ya comienzan a circular encuestas en las que Célida López aparece en el segundo sitio y sólo faltaría ver cómo opera la estructura de Morena el “Día D”, que es cuando el Pato afianzaría su posición como número uno, considerando la probada experiencia del tricolor en estos menesteres.

Como sea, Célida López se perfila como la sorpresa en esta elección en Hermosillo, y hasta se da el lujo de bromear con juegos de palabras en los que asegura que los López están muy fuertes en la capital, aludiendo a López Obrador y a ella misma, que se apellida López Cárdenas.

Ayer, el Partido Encuentro Social, que integra el frente que postula a Célida anunció que no apoyarán su campaña. Nada de qué preocuparse, pues el PES no pinta en Hermosillo. En 2015, obtuvo 2 mil 928 votos.

Hasta hoy, el Pato, como todo pato que se respete, avanza en nado sereno por arriba, aunque por debajo del agua va a toda marcha, haciendo los amarres pertinentes, aceitando la maquinaria partidista y afinando la estructura de su partido que, insistimos, es el que acredita mayor experiencia en procesos electorales.

II

Y en donde la grilla electoral también se está poniendo al rojo vivo es por rumbos del Isssteson ante el inminente proceso para relevar a Xóchitl Preciado, cuasi sempiterna dirigente que pretende prorrogar su mandato a través de sus incondicionales, y concretamente de Manuel Moreno Quijada, candidato de la planilla blanca, impulsada por el grupo de Xóchitl.

Entre el personal de la institución, especialmente médico y de enfermería, comienza a crecer la inconformidad frente al intento por seguir manteniendo el control del sindicato a través de Fernando Herrera Padrés, sobrino del ex gobernador y principal patrocinador de Moreno Quijada, a quien reportan como sujeto de investigación en un expediente en poder de la Fiscalía Especial Anticorrupción, involucrado en el cobro de moches por trámites en las oficinas administrativas.

Por cierto, en la planilla blanca aparece como segunda en la planilla, la doctora Mirely Márquez Bourne, esposa de Herrera Padrés.

La elección se llevará a cabo el próximo domingo, en un clima poco favorable para la planilla de la continuidad, pues el personal ya se cansó de los manejos oscuros de los recursos del sindicato, pero además, el reparto discrecional de plazas para incondicionales que le permitan a Xóchitl y su grupo seguir manteniendo el control, dejando fuera a personal que tiene hasta décadas de antigüedad.

Cabe precisar que la hegemonía de este grupo ya ha estado a punto de romperse en procesos anteriores, el último de ellos durante el padrecismo, cuando apenas pudieron rescatarlo en tribunales después de una elección llena de irregularidades, como las que se siguen presentando esta vez, con la nueva modalidad de expedición de credenciales a ex trabajadores del Isssteson.

La inconformidad no se concentra en Hermosillo. La delegación Cajeme ha sido una de las más combativas y la que ha estado a punto de quitarle el control a la actual dirigencia, pero se las han ganado con triquiñuelas en la mesa.

Veremos qué pasa el próximo domingo.

III

El que la bateó alegremente fue Antonio Astiazarán, que enfrenta sendos juicios para anularle su candidatura al senado; uno interpuesto por el PVEM y otro por Carolina Lara, diputada panista.

Ayer dio una rueda de prensa acompañada por su nueva presidenta (así llamó a Alejandra López Noriega, la dirigente estatal del PAN); por su compañera de fórmula al senado, Leticia Cuesta; el coordinador de la campaña del PAN, Florencio “Chito” Díaz y el dirigente estatal del PRD, Miguel Ángel Armenta.

Al Toñito se la quieren hacer de agua apelando a una condicionante legal que impide a los candidatos participar simultáneamente en procesos de elección interna en dos partidos políticos. Pero él alega que el principio de simultaneidad no aplica en su caso, porque nunca fue precandidato del PRI, y la designación en el PAN se dio en un tiempo distinto.

Lo cierto es que ayer, su nueva presidenta le garantizó el apoyo total del área jurídica del PAN que, por su parte, se reserva el derecho de sospechosismo, alegando que las dos demandas (la del PVEM y la de Carito Lara), son prácticamente idénticas en sus textos, lo que parece obra de una mano negra que, según el Toñito, se llama Partido y se apellida Revolucionario Institucional.

¡Tómala!

IV

Demasiados temas en la agenda este jueves y se nos queda para próxima entrega la presentación del equipo de campaña presentado ayer por Morena; la gira del Maloro por Guaymas, donde la volvió a romper junto con Otto Claussen, la constancia a Norberto Barraza como candidato independiente a la alcaldía de Hermosillo y los fuertes señalamientos del secretario del Ayuntamiento, Julio Ulloa, sobre el conflicto con los recolectores de basura en Hermosillo, liderados por Salvador Díaz, el dirigente del sindicato de los trabajadores del ayuntamiento, que vuelve a las andadas, afectando a los ciudadanos con la suspensión de ese servicio.

Ulloa dice que sospechosamente, varias unidades del servicio público de recolección aparecieron con baterías descargadas, mangueras sueltas y otros desperfectos que están siendo investigados.

Mañana le seguimos con estos temas.

Artículos relacionados
Opiniones sobre esta nota
Comenta esta nota

menu
menu