Llama PAN a escuelas privadas a ser flexibles en próximo ciclo


- El Presidente del CDM dijo que algunas opciones pueden ser reducir en un porcentaje las colegiaturas, evitar cuotas especiales, intereses o recargos, implementar pagos diferidos, hasta el no cobrar a padres que pierdan su trabajo dentro de la pandemia

Hermosillo, Sonora a 28 de julio del 2020.- Un llamado a las escuelas particulares a buscar esquemas flexibles y llegar desde ya a acuerdos con los padres de familia en el tema de colegiaturas, reinscripción y otras cuotas para este próximo ciclo escolar, realizó el Presidente del Comité Directivo Municipal del PAN en Hermosillo, Luis Ernesto Nieves Robinson Bours, con el fin de evitar se repita la problemática presentada los últimos meses del ciclo pasado.

Luego que se anunciara que debido a la pandemia por COVID-19 en Sonora, el regreso a clases para el ciclo escolar 2020-2021 será en línea para todos los niveles educativos, el líder del panismo en Hermosillo dijo que las escuelas privadas deben colaborar con la sociedad, solidarizarse y ser más accesibles con el pago de colegiaturas, toda vez que, ante la situación económica actual, a muchos padres de familia se les dificultará cubrir este gasto.

“El llamado es a que los colegios particulares y los padres lleguen a acuerdos sobre el pago de colegiaturas para garantizar que los niños continúen recibiendo educación durante la contingencia sanitaria, entendemos que esta no exime ni libera a las partes de sus obligaciones y las colegiaturas deben pagarse, pero para superar la presente situación y sus repercusiones económicas, los colegios particulares deben ser flexibles y considerar las necesidades de madres y padres de familia que han perdido ingresos o el empleo mismo”.

Dijo que algunas opciones pueden ser desde reducir en un porcentaje los montos establecidos como colegiatura al inicio del ciclo escolar, evitar el cobro de cuotas especiales o extraordinarias, así como el de intereses o recargos, implementar un sistema de pagos diferido a quienes no puedan cubrir los costos durante la contingencia, hasta el no cobrar e incluso condonar las cuotas a los padres de familia que pierdan sus trabajos y que sea legalmente comprobable dentro de la pandemia del Covid-19.

“Esto también es una cuestión humanitaria ante la situación, y hay que entender que las escuelas privadas realizan cobros de acuerdo a los servicios prestados, y siendo realistas, los servicios prestados durante la pandemia en clases en línea, no es lo mismo que por lo que los padres están pagando, es decir, los padres no solo pagan por buenos maestros o el nivel de la escuela, pagan también por instalaciones, porque sus hijos estén cómodos, por que cuenten con lo necesario, y esas instalaciones no serán utilizadas, ni se gastara en luz, agua o mantenimiento”.

Destacó además que las instituciones particulares deben pensar que la flexibilidad que tengan ahora, puede verse reflejada en su beneficio a futuro, pues debido al regreso a clases de manera virtual, muchos padres analizan otras opciones, y aunque algunas escuelas desde ya ofrecen descuentos de inscripción o de colegiatura y otros beneficios, para algunos el sentir es que el gasto resulta excesivo sin el uso de instalaciones y el aprendizaje no es el mismo.

Nieves Robinson Bours consideró también que, aunque la Secretaría de Educación no tiene atribuciones respecto al pago de colegiaturas y se avoca solo a puntos como la definición de planes y programas de estudio o el establecimiento de condiciones de seguridad en los planteles, sí es conveniente que esta u otra autoridad se involucre como mediador en este tema más allá de la Procuraduría Federal del Consumidor.

Artículos relacionados
Opiniones sobre esta nota
Comenta esta nota

menu
menu