Bahía de Lobos, el Sonora profundo olvidado


Por Ing. Fernando Moreno.

Hermosillo, Sonora 20 de septiembre del 2022.- Viajar al Sonora profundo y olvidado es surrealista. San Ignacio Rio Muerto cuenta, en promedio, con 22,000 habitantes. El Ayuntamiento nació enfermo de origen con un sindicato priista que sangró desde el principio al erario, siempre fue deficitario por los males de corrupción de las propias administraciones y dirigencias sindicales y hay que reconocerlo, también por una ciudadanía hecha al paternalismo y la cultura de la dádiva gubernamental.

Las sucesivas administraciones han incurrido en dos cosas, usar al Ayuntamiento para agencia de colocaciones y el compromiso de las partidas federales a cuenta de recursos que se han malgastado o de plano robado, con lo que cada vez operaba con menos.

Los salarios no pagados se acumularon y en el caso de los sindicalizados se dejaron muertos. El mérito del actual alcalde es que de su administración no se debe nada. Pero no reconoció ni asumió la carga heredada.

El Ayuntamiento en la 4T está más solo que nunca con sus broncas y se mueve prácticamente sin margen de maniobra en una operatividad mínima, con el agravante externo del consumo y narcomenudeo que se ha consolidando.

Ese es el contexto de lo jodido del pueblo y sus pequeñas comunidades, como Bahía de Lobos, olvidado entre los olvidados que sólo revive en temporada de captura de camarón. La realidad es antagonista de las idealidades y las aspiraciones de libertad y progreso.

Lo profundo de los pueblos sonorenses, enquistados en las deudas y los avatares, de los cuales no pueden romper las ataduras. Los educan para obedecer y recibir limosnas a cambio de no mostrar su carácter y su actitud progresista.

La falta de desarrollo de los pueblos es por la política de atender los conflictos con dádivas remendonas de progreso. Los problemas de desarrollo son torales: los servicios públicos, la salud, la alimentación, la economía (no la receptora de las dádivas que los hace inútiles), la infraestructura.

————- O ————-

Arribamos a Bahía de Lobos: calles sin pavimentar, sin agua potable, sin drenaje, (bueno con drenaje al mar), sin servicios municipales. Creo que se parece a algún pueblo sonorense. Aquí no se usa sombrero, se usa gorra y se ven personas quemadas de la piel, de los ojos y del alma. Jóvenes mujeres hermosas, deambulando en busca del sueño de un mejor futuro; jóvenes muchachos adictos a las drogas, delatados por su cuerpo consumido y su vista perdida. ¿Qué futuro tienen por parte del estado? Sus sueños están rotos, quebrados, acotados. Reciclando una miseria de vida y sin aspiraciones a progresar.

Siguen olvidados por todos, salvo cuando se levanta la veda de la captura del camarón y se pueden tener unos kilos del mejor crustáceo del mundo.

Son casi las 6 de la tarde, las pangas van regresando a través de la bahía, los revendedores se arremolinan ante la captura de los pangueros, ya comprometidos con sus deudas y contratos previos. Es imposible conseguir un kilo de camarón recién capturado.

Dice WHRSN ( https://whsrn.org/es/whsrn_sites/bahia-de-lobos/ ) que Bahía de lobos es área protegida porque alberga a 20,000 aves playeras al año. Considera como amenaza la sobrepesca: el incremento poblacional humano aledaña a la laguna ha ocasionado mayor presión a los recursos pesqueros ribereños y denuncia que La Bahía de Lobos recibe aguas residuales agrícolas y urbanas por medio del dren colector No. 2 del Valle del Yaqui, con potencial manifestación de síntomas de eutrofización y sus efectos adversos consecuentes en el ambiente, la salud pública y las actividades productivas. Además, hay serios problemas de desechos sólidos.

¿A qué nos enfrentamos?

Soluciones efectivas no hay. En la seguridad, en la salud, en la economía o en la educación han fallado. ¿Este es el Sonora profundo? Perpetuar sus problemas ancestrales es una cura y un patear el bote de parte de todas las autoridades.

Los pescadores ganan, en Bahía de Lobos, 400 pesos diarios en una jornada de 15 horas. SADER a través de su capacidad de ley permite regular todo en la Pesca y les permite 15 días de captura para embarcaciones menores, después entraran las embarcaciones grandes. ¿Y los programas innovadores? ¿ y la alta tecnología?

Seguirán las dádivas impuestas. Antes, los colorados, después de los azules y ahora de los guindas descoloridos, sin brújula. Sin idea de progreso pero ensalzando el Sonora profundo.

————- O ————-

Quiero mucho a San Ignacio Rio Muerto, por eso aprendo de sus habitantes. Soy sonorense por convicción y sé que el Rio Bavispe, cambia de nombre y concepción a través de Bavispe, Bacerac, Huachinera, Bacadehuachi, Nacori Chico, y El Sauz; para recibir las aportaciones del Cajón de Onapa, Tacupeto, Bámori, Arivechi, Cumpas, Tepache y Divisaderos. Las aguas ancestrales llegan a la presa El Novillo, desde donde nace la sierra alta de Sonora, para verterse en la presa El Oviachic, que irrigará el Valle de San Ignacio Rio Muerto. Las aguas que irrigan al valle son sagradas y después de su uso drenan al mar.

Como sonorenses tenemos todo, no queremos dádivas. Queremos oportunidades de progresar por nuestro esfuerzo, por la cultura del desierto. No informes de gobierno pagados por los ciudadanos, como los viajes de representación, los bailes y los dulces de los niños al lado de los regalos a las madres.

¿Y el fracaso de la federación, el estado y el municipio en la seguridad? ¿Cantidad de muertos contra bolsitas de dulces? ¿Degradación contra cifras de remiendos?

No nací en San Ignacio Río Muerto pero lo amo, siempre me han tratado bien y siento la esencia de las personas que, Yoremes o Yaquis, me aceptan, siento el cariño de una familia; aunque yo venga de lejos. Los cantos de los pascolas, los sonidos de la flauta de carrizo, el tambor y la arritmia de una vara ante el ente sin alma, hueco y seco, no me son ajenos.

Sé que existen formas de progresar, todos juntos. Falta imaginación y aplicación de las mejores mentes para desarrollar esos métodos. Llegará el dia en que no se patee el bote y se afronte la realidad, que se dejé el dolor y la tristeza de ver a nuestro pueblo denigrado y pobre.

Hay niños. Como niños, imaginativos, con el horizonte en la inmensidad, con las ilusiones en el cielo, con los remos en el mar, con el afán de progresar con las productivas tierras, con la posición estratégica en el país, con las sagradas aguas que irrigan las productivas tierras. Con todo, preparados para superar todos los nefastos gobiernos que han intentado progresar con palabras y discursos inútiles que nadie cree. Sé que ellos lo harán con hechos, sepultarán esas melodías de los cantos de las sirenas y nuestra Sonora profunda se escuchará.

Artículos relacionados
Decide el Poder Legislativo “agarrar el toro por los cuernos” en caso de Guardias de Seguridad Privada

Ver más
Acuerda Toño Astiazarán apoyo a CRIT con Reciclatón

Ver más
Reconoce Toño Astiazarán a trabajadores de bacheo 

Ver más
Opiniones sobre esta nota
Comenta esta nota

menu
menu